Barcos de carga

tanque
Este tipo de barcos se diseñan para llevar a cabo diferentes servicios comerciales. Transportan mercancía diversa y en ciertos casos un número de pasajeros no mayor de doce.
Los barcos de carga reúnen siempre unas condiciones que está directamente relacionadas con la duración de la travesía, la velocidad que requiere la zona donde se va a navegar y, sobre todo, el tipo de cargamento que se debe transportar y el reparto del mismo. Se suelen dividir en tres tipos de embarcaciones: los barcos de carga seca, los de carga líquida y los de carga mixta.

BARCOS DE CARGA SECA:
Estas embarcaciones cuentan con grandes bodegas y escotillas, con el fin de poder transportar piezas de gran volumen. También llevan varias grúas o plumas que facilitan enormemente la tarea de carga y descarga. La máquina suele estar ubicada en la popa, con el fin de poder dejar libre las bodegas y hacer que las hélices no entorpezcan en nada. Otras veces, la máquina puede encontrarse en el centro, dividendo en dos grupos las bodegas: tres a proa y dos a popa, quedando entre ellas el eje. Esta es una buena disposición, ya que facilita el reparto de la carga y hace más fácil la descarga en los puertos.

Se consideran barcos de carga, entre otros, los barcos que transportan minerales, que suelen ser de gran tamaño y velocidad; también están los barcos carboneros, con grandes escotillas para facilitar la carga y los barcos madereros que se encargan de transportar, en forma de tablones, madera de pino y abeto fundamentalmente por todo el mundo. Por otro lado, también están los barcos para granos, que están dotados de unas instalaciones especiales para el transporte, ya que este tipo de cargamento suele acarrear problemas si no se toman medidas debido a lo deslizante del producto. Por último, están los barcos frigoríficos, encargados de transportar carnes, frutas y verduras y los «barcos fortuna», preparados para transportar cualquier tipo de carga sin problemas, incluidos los cargamentos de productos a granel.
transporte

BARCOS DE CARGA LIQUIDA:
A este tipo de barcos pertenecen los petroleros, llamados también «barcos-cisternas» o «buques tanques». Con el tiempo, este tipo de barcos ha llegado a alcanzar entre doce mil y quinientos mil toneladas de desplazamiento, lo que los convierte en verdaderos gigantes del mar.
El petrolero suele estar formado por tres partes: la zona de proa o castillo, los tanques de carga y la zona de máquinas. Algunos barcos llevan en la zona de carga una cámara de bombas que facilitan la carga y descarga. Además de todo ésto, cuentan con un sofisticado sistema de tuberías, que se utilizan para carga, secado, serpentines de calefacción, tubería de evacuación, tubería de bióxido de carbono contra incendios y tubería de vapor, también contra incendios.
En la popa está situados los alojamientos y el área de mando. De esta forma queda libre el mayor espacio posible de cubierta. También en esta zona se hallan las instalaciones para recreo y descanso de los tripulantes del barco. Estas suelen gozar de muy buena calidad, dado el tiempo que los tripulantes deben permanecer en el barco, y se pueden encontrar ascensores, piscina y buenos cines, para hacer las delicias de los que comparten el barco durante mucho tiempo.
Y vamos a terminar con los «buques-tanque», que se suelen utilizar para el transporte de productos químicos diversos, lo que hace que sean barcos muy especializados. A este tipo pertenecen los barcos «metaneros» y «butaneros», que transportan el metano y el butano en grandes tanques de acero, capaces de soportar muy bajas temperaturas.
barcomercante.jpg

Haz tu comentario en relación con Barcos de carga y por favor respeta las siguientes normas: No hagas SPAM, no emplees lenguaje SMS, trata de expresarte bien y no faltes al respeto de otros lectores. Si quieres ponerte en contacto con nosotros en relación con Barcos de carga o con Barcos, yates y veleros hazlo aquí. Gracias.
¿Te ha gustado Barcos de carga? Pues díselo a tus amigos, compártelo con todo el mundo:
Compártelo: